Muebles de estilo industrial en diseño de interiores

 

El estilo industrial vuelve con fuerza este año para quedarse, especialmente de cara a la época estival. Ya nos logró cautivar a todos cuando desembarcó en nuestro lado del charco desde EEUU. Y es que los americanos lograron exprimir lo mejor de las viejas fábricas neoyorquinas del Siglo XX  para crear espacios con personalidad propia, gracias a este sello artístico, los lofts cobraron mayor relevancia y fueron muchos los locales de ocio los que se sumaron a esta tendencia en el diseño de interiores.  

 

¿Qué caracteriza al estilo industrial?

 

Son reconocibles a golpe de vista. Las paredes desnudas de ladrillo, el techo con las tuberías y vigas descubiertas, son algunos de los elementos más característicos de este estilo. Los diseños recuerdan a aquellos artistas que se fueron a vivir a viejas fábricas abandonadas de la ciudad de los rascacielos en busca de espacio para dar rienda a su creatividad y tener la máxima cantidad de iluminación natural posible.

Por esta última razón es elemental saber combinar el mobiliario con la luz y crear sensación de mayor espacio en viviendas o locales con menos metros. El juego con la paleta de colores, muebles e iluminación proporciona un ambiente que recrea ese aspecto que queremos conseguir de techos altos, amplitud y pocos o ningún acabado.

 

Muebles de estilo industrial

 

Maderas sin tratar, hierro y piel: los materiales estrella del diseño industrial. Los muebles industriales tienen encanto propio, no exageramos al decir que cada uno de ellos puede recordarnos a una pieza artística.

 

El Chester es el rey del salón

En realidad, el Chester podría coronarse como rey de todos los sofás. Una pieza en piel desgastada cuyo estilo vintage se funde a la perfección con el del mueble de estilo industrial.

 

Sofá chestgerfield

Hierro y madera como principios

 

Los muebles de estilo industrial muestran un aspecto envejecido, de madera sin tratar o de hierro. También los hay que combinan ambos materiales a la perfección. En estos últimos se consigue un equilibro gracias a la calidez que transmite la madera y el frío del hierro.  

Es el caso de esta estantería de estilo industrial y este aparador con cajoneras de estilo industrial. Ambos son perfectos para dar vida a las paredes desnudas de la casa o local.

 

Estantes - Aparador industrial

 

Detalles que suman al diseño

 

Lo más importante es saber encontrar el punto exacto para no sobrecargar, recordemos que el estilo industrial requiere espacio y luz. Así que este tipo de accesorios serán un plus para nuestro conjunto, normalmente aconsejamos que aporten unas notas de color que queden en armonía con el resto de elementos.

 

Sillas - Mesas industriales

 

Por ejemplo, esta silla de estilo industrial en metal que puede escogerse en diferentes tonos o  esta mesa de rincón industrial en color amarillo, en cuyo interior cumple las funciones de un mueble de almacenaje pequeño.

Ahora que ya tienes las claves para llevar a cabo tu diseño con muebles de estilo industrial sólo te queda ponerte manos a la obra. Recuerda,¡ a veces menos es más!